miércoles, 25 de febrero de 2015

USB File Transfer: Nexus 7 vs. Windows 8.1

This are some personal notes to don't forget about it on the future.

Sometimes the android devices and Windows 8.1 just don't get along and when you plug the tablet/phone on the USB port, Windows does not show it to you on the "Mi PC" drive list.

This seems to be because something broke on the driver:
  
On the Android device (5.0) check that the USB output is set up to "MTP":

So on the Window device manager you just uninstall the Android device. 


 Unplug and plug the device again and Windows will install it again. 
 No error is showed now on the Windows Device Manager.
And the "Nexus 7" start to show on the "My PC" drives:
Now I can transfer the files.


lunes, 12 de enero de 2015

Hardware: Genius Pen Mouse / Genius Wireless Comfortable Pen Mouse


  • Hardware ID: 0458:00CA
  • Windows Hw ID: HID\VID_0458&PID_00CA&REV_000;&Col01
  • Part Number: Silver:31030049101;Black:31030049105

FILES

  • CD.zip - Original Packaged CD files.
  • Pen Mouse.zip - WebSite Driver: Pen Mouse Driver Ver1.0    English    Windows 7,Windows Vista,Windows XP    13MB    2012/05/31
  • PenMouse_20121205.zip - WebSite Driver: Pen Mouse Driver for Windows 8/7/Vista/XP    English    Windows 8,Windows 7,Windows Vista,Windows XP x64,Windows XP    13.7MB    2014/09/1
  • English Manual
  • Brochure

URL:

http://www.geniusnet.com/Genius/wSite/ct?xItem=47513&ctNode=105
http://www.geniusnet.com/Genius/wSite/ct?xItem=49626&ctNode=1267

Funny Facts:

This device shares the same hardware ID as the other Genius ring controller, because it seems that it internally is the same thing.  In fact you can put the finger on the top of  pen and move the cursor with your finger. (not nice, but it works).

Windows 8.1 (64bits) Driver

The normal install procedure of this device does not requires drivers. Windows recognize it as a simple mouse.


 


Windows Utility Software

The important thing that get installed with the Genius included files is the utility requires to configure the settings of the mouse. Since there are different ways to hold the pen, this utility gives you some alternatives. It is very simple and do not have many options.

This software keeps always running on Windows background and will be installed on Windows Startup.



eComStation 2.1

Since this device does not require a special mouse driver I also tried out on eComstation and worked.
On my case I used the following USB driver:
  • Lars Erdmann USB driver - version 10.197 
  • USBMOUSE.SYS - version 10.163
The mouse worked fine, but since there is no utility available you can not customize it if you are left-handed or use the pen in a different position. 

Windows 8.1 (64bits) Driver - Take 2

Suddenly a new driver started to show for this device on of the freeware tools that I use for driver recognition.
You may hear "If it is not broken, don't fix it", but that is the path of the wimp in the world of computer hardware/software, so I tried it out.
It got downloaded as "Ring Air Driver_V5.0_20130319" and it has a Setup menu to install it.

It installed me a driver called " gBTMouUsb.sys" version 1.00.00 created by KYE System Corp., which it the same Genius.

It will also install a new utility on the Windows Startup as "Ring Series"



But this "Ring Series" utility does not work, so it is better to keep using the other one (Genius Pen Utility), no matter which driver are you using (the one included on Windows or this one). 


More Pictures:




















lunes, 22 de diciembre de 2014

El futuro de las Bibliotecas - ¿Tienen futuro?




No es novedad que las bibliotecas como las conocemos (o las conocíamos) están destinadas a la extinción transformación. La biblioteca tradicional ya ha sido emplazada bastante por el Internet y no es extraño decir que el Internet posee mucho más conocimiento que cualquier biblioteca en el país. 

Y la situación se pone peor cuando pienso en algunos bibliotecarios (no estoy generalizando) que conocí. Una vez me conversé con bibliotecarios que pensaban que su función principal era preservar los libros indicándome que lo importante es el libro con sus hojas y su encuadernado. Me insistían en la importancia del libro físico, la gran cantidad de libros que tenían en sus bibliotecas y la importancia histórica de los mismos. Me hablaban de sus grandes necesidades para preservar los libros, cámaras especiales, cuartos climatizados, etc . Pero nadie hablaba del contenido. 

El contenido es lo que hace a un libro importante o no. Las hojas, la portada, el empastado, las letras no son lo importante. Lo importante es el contenido que básicamente es como se unen las letras en palabras y como se organizan las palabras para crearlo.  El libro es solo el medio que tiende a transformarse a través del tiempo, mientras que el contenido es lo que perdura (casi intacto).

Por ende el bibliotecario tiene que cambiar su visión de “Preservar Libros” a “Preservar Contenidos”.   Ojo, no significa “Quememos a los libros, porque ya tenemos los contenidos”, existen libros que deben ser preservados al ser únicos, y tiene que deben tener su cámara especial con clima controlado, etc, pero no se debe olvidar que lo importante del libro es su contenido.

 

¿Cómo han cambiado?

En los años que estuve en la Universidad (1995-1999) la biblioteca eran básicamente contenidos agrupados en cierto estándar. Podían ser audio (Cassettes), videos (más cassettes), libros, revistas, CD-ROMs y otros medios más. Las computadoras personales que existían en la biblioteca eran terminales para buscar el nombre de los contenidos y saber su ubicación en las perchas.  Existían pocas computadoras personales dedicadas para revisar los CD-ROMs y hacer algo de consulta en Internet. 

El día de hoy (Dic-2014) la evolución es más radical. En una universidad pude apreciar que la biblioteca se ha convertido más en un ambiente silencioso donde los estudiantes pueden concentrarse y trabajar en sus estudios. Las perchas con libros han sido disminuidas para dar paso a muchas más computadoras para consultas en Internet. 

Me di un paseo por la biblioteca mirando que hacían los estudiantes. Algunos me quedaban viendo sin saber que estaba haciendo o quien buscaba, pero lo que realmente estaba revisando es cuántos de ellos estaban usando libros. Sorprendentemente la cantidad de gente que usaba libros era muy poca. Los estudiantes tenían laptops, tablets o usaban las computadoras de la biblioteca. Los estudiantes que estaban reunidos en salas de la biblioteca se juntaban para ver la pantalla del compañero y hacían comentarios sobre eso. 

Esto es algo obvio, ya empezaron a cambiar las bibliotecas. Su funcionó principal ya no es dar acceso a libros, si no dar acceso a contenidos. El Internet es su aliado y ya no importan tanto las perchas gigantescas de libros físicos.

 

¿Qué labores adicionales debe realizar una Biblioteca moderna?

Me quiero dar la libertad de escribir cosas que pueden ser incompletas o no completamente estructuradas. Así que si me pongo a pensar un poco en cómo se debería actualizarle parte del labor de la biblioteca pensaría en los siguientes puntos:

  • Presencia importante en línea.
  • Digitalización de contenidos de Dominio Público.
  • Compartir contenidos nuevos que se encuentran bajo “derechos de autor”.
  • Colaborar con otras bibliotecas compartiendo y distribuyendo contenidos en formato digital.
  • Defensa del Dominio Público.
  • Promover el “dominio público” y la libre distribución con los autores.

 

Presencia importante en línea


La presencia en línea de la biblioteca tiene que ser casi o más importante que la biblioteca física. Se debe dejar de pensar en el espacio físico limitado que puede tener la biblioteca y pensar en la masificación de contenidos digitales.

Un ejercicio simple es mirar todo el espacio de la biblioteca y definir cuantos libros existen en ellas. Luego si ese mismo espacio físico sería de un centro de cómputo con servidores ¿Cuántos libros digitales puedo tener?

Lo mismo en el número de personas a las que puedo llegar ¿A cuántas personas puede atender esta biblioteca? ¿A cuántas personas puedo llegar por Internet?
 
No estoy diciendo que eliminemos la bibliotecas físicas, si no que la biblioteca debe tener un centro de datos importante (que puede ser hasta en la nube) en donde parte su misión sea el tener contenido en línea disponibles para todo el mundo. 

En Ecuador he podido ver que las Universidad han progresado en crear portales pero en la actualidad están enfocados solo a las tesis de grado que generar sus estudiantes. Eso está muy bien, pero el contenido tiene que generalizarse para todo lo que esté en su biblioteca. Tiene que ser un portal de consulta que soporte un tráfico alto de visitas, prácticamente tiene que ser el portal de búsqueda de toda una biblioteca con un manejador de contenidos fuerte trabajando por detrás para permitir la descarga de los libros. 

 

Digitalización de contenidos de Dominio Público.

Creo que la biblioteca como parte de su tarea debe luchar por la digitalización de libros y contenidos de dominio público. Generalmente, aunque las leyes varias por país, los contenidos se convierten en dominio público a los 50 años de la muerte del autor o a los 50 años desde la públicación (me parece excesivo en estos tiempos pero así es la ley). Las bibliotecas deben empezar a digitalizar los contenidos únicos que ellos poseen que tiene ya una antigüedad mayor. 

La biblioteca debe prepararse con escáners de alta velocidad y hasta escáners preparados para digitalizar libros sin romperlos. La biblioteca debe tener voluntarios para digitalizar estos libros y adicionalmente su infraestructura en línea para compartirlos con el mundo y con otras bibliotecas.
Aquí puede aparecer el recelo de “Me tomo todo este esfuerzo para digitalizar un libro, lo pongo el línea y otras bibliotecas me lo copian”. Esta preocupación no debe existir, recordemos que son contenidos de dominio público y que nuestra satisfacción debe venir de que un conocimiento que antes era único y limitado ahora está disponible para el mundo sin límites. 

Quiero dar dos ejemplos:



  1.  El Internet Archive, la cual es una biblioteca con foco en la digitalización de contenidos. Esta biblioteca da acceso a 12,896,812 de contenidos (libros, videos, audios, archivos) de formar gratuita y libre. Sin recelo de que la gente copie los contenidos o los descargue. (http://www.archive.org)


  1. En Ecuador me encontré con la grata noticia del proyecto FLACSO Andes que es una biblioteca virtual especializada en ciencias sociales. Ellos poseen escáners de libros  y realizan el proceso de digitalizar libros para subirlos a su portal con la autorización del autor para publicarlos bajo una licencia Creative Commons (http://www.flacsoandes.edu.ec/)

Estos son dos ejemplos que muestran esta actividad de como considero que puede ser una biblioteca del futuro.

 

Compartir contenidos nuevos físicos que se encuentras bajo “derechos de autor”.

Aunque no lo crean, en ocasiones el “Derecho de Autor” es enemigo de conocimiento. No puedes compartir libros libremente, no puedes duplicarlos, no puedes crear trabajos derivados sin permisos del autor.  

Este es un labor tradicional de la Bibliotecas que se debe mantener. Como se trabaja comúnmente en las bibliotecas es que ellos adquieren un número X de libros para mantener en sus perchas para que la gente que no tiene capacidad de comprar un libro pueda leerlo en las instalaciones de la biblioteca o puedan llevárselo a su casa por un tiempo determinado.  

Esto considero que debe ser la parte medular del labor de la “Biblioteca física”. Todos los contenidos antiguos, cuyo derecho de autor haya expirado, deben ser digitalizados y puesto en línea a disposición del público de manera digital en el portal (página web). El espacio físico de la biblioteca debe ser optimizado para contener libros y contenidos nuevos de los cuales “el malvado copyright” no te deja publicar en línea. Con esto la biblioteca cumple su función de apoyar con conocimientos para todo el público, en especial para los que no puede adquirir un libro.

 

Colaborar con otras bibliotecas compartiendo y distribuyendo contenidos en formato digital.

Otro tema importante es la colaboración de contenidos. Como les dije anteriormente cuando uno comparte algo en una red mundial como el Internet y especialmente cuando uno quiere compartir conocimientos, no se debe tener satisfacción en decir “Soy el único que tiene que esto en línea”. Se debe tener satisfacción en decir “Este conocimiento que no era público para todo el mundo y estaba escondido en un cajón ahora esta disponible”. 

Por lo tanto sería lo ideal que las bibliotecas digitales se copien las unas a las otras y que estas sean el respaldo de conocimientos entre ellas. Que una biblioteca digital suba todo sus contenidos al “Internet Archive” y que a la vez copie los contenidos del mismo sitio en su infraestructura de biblioteca digital. 

¿Se debe eliminar la exclusividad en línea? Se puede llegar a tener bibliotecas que dicen “Yo soy la biblioteca de la Universidad Juan Perez (por poner un nombre), y por eso solo comparto contenidos con los alumnos esta u otras Universidades aliadas, ¿Por qué voy a compartir esto con todos? “. Insisto en que se debe compartir los contenidos con todos de manera pública. Para una biblioteca la exclusividad no debe ser fundamental, el sentirse bien en colaborar en aumentar el conocimiento del mundo debería ser parte de su función y que este conocimiento llegue a todas partes.

 

Defensa del Dominio Público.

No he podido encontrar organizaciones de defensa del dominio público. Tampoco he visto organizaciones que hagan seguimiento de cuando un contenido se convierte  en dominio público para poder digitalizarlo y ponerlo a consideración de todo el mundo, la única parecida que en encontrado es el “Internet Archive” en Estados Unidos. 

Creo que este es un buen espacio para que las bibliotecas sean en parte los defensores del dominio público en cada país. Imagínense que cada vez que pasa un año, sea la biblioteca la que tenga un control de que contenidos pasen a dominio público y que notifiquen al mundo: “El día de hoy este contenido (Libro, video, audio, archivo) pasa a ser dominio público en base a las leyes de xxxxxx país y por ende lo estamos publicando en nuestro sitio”.  
 Sería simplemente fabuloso, el ir viendo como día a día se suman nuevos libros contenidos a la “Inteligencia Colectiva” de la humanidad. 

No veo que existan organizaciones que digan “hasta aquí llegó el copyright”, generalmente veo que los contenidos que entran en “dominio público” son porque el autor ya falleció hace años y dejo expirar el derecho de autor o por errores administrativos de la empresas al renovar los derechos de autor. Y también hay casos en los que empresas intentan extender el derecho de autor de maneras artificiales como Mickey Mouse en “Steamboat Willie” (http://en.wikipedia.org/wiki/Steamboat_Willie#Copyright_status). 

Al no poder encontrar una organización que su foco sea el tener o impulsar contenidos de dominio público, creo que este sería un espacio interesante que pudieran cubrir las bibliotecas a favor de compartir conocimientos con la sociedad.

 

Promover el “dominio público” y la libre distribución con los autores.

Algo que consideraría positivo en la gestión de una biblioteca es conversar con distintos autores y llegar a acuerdos para que sus contenidos se conviertan en dominio público o de distribución gratuita.
Lo que indico no es  “todo o nada” o “bueno o malo”. La idea es conversar con los autores e intentar ver la posibilidad de convertir sus libros en contenidos públicos. 

Algo así:

  • Bibliotecario: Recuerdas ese libro XXXXX genial que escribiste en 1985.
  • Autor: Si, claro cómo me voy a olvidar de eso.
  • Bibliotecario: ¿Cuándo dinero estas percibiendo por el mismo? ¿Todavía se vende?
  • Autor: No, para nada. Era un libro muy característico de la época y cumplió su función en el tiempo. Ahora ya no se vende, es muy difícil de encontrar y no significa para mi ningún ingreso.
  • Bibliotecario: ¿Qué te parece si a ese libro lo digitalizamos y lo ponemos en consideración del mundo para que todos los puedan leer sin costo? ¿Te parece bien si lo hacemos dominio público? ¿o podemos buscar otros tipos de licencia?

Miren que la idea no es decirles a los autores “Escribe gratis, muérete de hambre y luego siente bien con eso”. La idea es conversar con los autores sobre la temporalidad de sus obras y llegar un punto en donde el autor pueda decir “Ya saqué los réditos necesarios de este libro, ahora le puede pertenecer al mundo”. Digámosle al autor que no esperemos 50 años después de su muerte para que el libro pase a dominio público, hagámoslo ahora. 

La lógica de defender el “derecho de autor” y no defender su antítesis el “dominio público” es evidente. El derecho de autor genera dinero a través de regalías, mientras que el dominio público no. Sin embargo el sacar provecho eternamente del derecho del autor de un mismo contenido no debe convertirse en la práctica común, la idea es que lo autores crean nuevos contenidos y ganen réditos por ello. Y por el otro lado, que exista un grupo, organización, institución o individuos (y yo creo que aplicarían muy bien las bibliotecas) el cual su objetivo sea impulsar que los contenidos salgan del “derecho de autor” para convertirse en algo que suma al conocimiento de la humanidad (dominio público)

 

Conclusiones

Creo que he dado algunos puntos parciales y posiblemente no completamente estructurados de cómo debería cambiar el rol de las bibliotecas con las nuevas tendencias de distribución de la información.
Resumo los puntos de manera simple y sencilla en:

  • Tener páginas web (portales) en donde las bibliotecas comparten su contenido con el mundo. De manera pública y no exclusiva a segmentos académicos, grupos o empresas.
  • Digitalizar los libros antiguos y ponerlos en línea. No tengamos libros antiguos en las bibliotecas físicas, que estos libros estén en el Internet. (Tampoco digo que quememos los libros físicos, los libros antiguos con valor histórico se los debe preservar)
  • Colaborar con otras bibliotecas digitales. Cópiense los unos a los otros, sin resentimientos, sin ver quien aporta más, sin resentimientos de ver a  que biblioteca digital le va mejor. Compartan todo el conocimiento con reglas claras.
  •  Empezar a amar y defender el dominio público. La gran parte del conocimiento de la sociedad es dominio público y esto nos ha permitido llegar hasta donde estamos hoy. Creo que es una buena idea defenderlo.
  •  Conversar con autores para liberar sus contenidos como dominio público o distribución gratuita y no esperar 50 años a la muerte del autor o caer el grises legales sobre la propiedad del mismo.

Y con esto termino mi breve resumen que simplemente se me dio por escribir un día.  Les pido por favor que revisen mis dos fuentes de inspiración para escribir esto, el Internet Archive y el Proyecto FLACSO Andes.

Enlaces: